Facility Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

Datos e Inteligencia Artificial: ¿Cómo impactan las tecnologías emergentes en el sector de la construcción?

16/01/2019 - Luis Pardo, CEO y consejero delegado de Sage Iberia
El escenario de desarrollo para el sector de la construcción ha cambiado. Nos encontramos inmersos en un nuevo paradigma en el que no podemos entender el futuro de este sector sin hablar del impacto de las tecnologías emergentes y el análisis de datos.

Un ejemplo numérico de ello es que, en 2010, los edificios inteligentes de todo el mundo generaron 1,2 ZB de información (o lo que es lo mismo, un billón de gigabytes) y se espera que para 2020, esta cantidad ascienda a los 37,2 ZB.

Las empresas ya no pueden mirar hacia otro lado y el sector de la construcción debe entender las tecnologías emergentes como un aliado clave si desea evolucionar adaptándose a las necesidades del futuro, no cabe duda de ello. Gracias a la Inteligencia Artificial (IA), por poner un ejemplo más conocido, se pueden optimizar los procesos y mejorar los servicios del sector, ya que la IA permite planificar y programar mejor los proyectos de construcción. Los procesos habilitados para IA permiten evaluar infinitas combinaciones y alternativas basadas en proyectos similares, consiguiendo optimizar la ruta y corrigiéndose a sí mismos con el paso del tiempo.

Si vamos un poco más allá de la inteligencia artificial, cabe señalar que en la actualidad existen otras tecnologías que también inciden en el sector de la construcción. Tenemos los vehículos autónomos para entregas, los drones para vigilancia o la construcción de mapas con la capacidad de aumentar la productividad y ayudar a reducir costes. Resulta fundamental toda la parte de impresión en 3D y construcción modular, ya que permiten optimizar todos los procesos vinculados al control de calidad y duración en la construcción. Gracias a todo ello, se evitarán posibles complicaciones derivadas de los condicionantes climáticos y se podrán agilizar todos los procesos repetitivos. Además, también se reducirá el margen de error.

Otro punto a tener en cuenta será la integración de estas tecnologías emergentes con los sistemas y procesos de producción ya establecidos. La idea es ayudar a los trabajadores y buscar vías alternativas que mejoren la eficiencia de las construcciones en términos de sostenibilidad y contaminación, costes y por supuesto, eficiencia. En general, la mejora en los procesos de coordinación entre el back office, proveedores, procesos de comunicación y entrega de materiales, también permitirá ajustar los ciclos de decisión/reacción y mejorar la transparencia y fluidez en la comunicación. Al final, el objetivo es garantizar una mejora en la toma de decisiones y planificación estratégica para poder mejorar los resultados.

En definitiva, podríamos decir que la incorporación de las tecnologías emergentes ayudará a las empresas del sector de la construcción a atender las necesidades de sus clientes de forma más rápida y personalizada. El objetivo es adaptarse mejor a sus cambiantes necesidades y también elaborar planes de mejora en la competitividad y beneficios de las empresas. Los procesos de coordinación e integración entre el back office, proveedores, procesos de comunicación y entrega de materiales, ayudará a las empresas a obtener una mayor transparencia y fluidez de la información. Consiguiendo así garantizar las decisiones más apropiadas dentro de la organización y permitiendo que el área de Administración se concentre en la planificación estratégica en lugar de la táctica.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa