Facility Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

El futuro de los Smart buildings y la integración de los sistemas

13/02/2020 - Johnson Controls Building Technologies & Solutions
Gracias a la nueva generación de sistemas de automatización de edificios), los responsables de los edificios tienen cada vez mayor conocimiento y control de lo que sucede a su alrededor.

La vida media de un edificio típico se encuentra entre los 25 y 40 años y aloja un buen número de distintos sistemas en él. Estos sistemas funcionaban tradicionalmente como silos ya que eran diseñados, instalados y operados de manera independiente. Incluso aunque el edificio contase con una red de TI común o los

Johnson

distintos sistemas contasen con un mismo protocolo de comunicación, estos no eran concebidos con un propósito de eficiencia energética u operativa.

Esta manera de entender las edificaciones ha cambiado con la aparición de la tecnología y su aplicación en los edificios, dando lugar a uno de los términos de moda, los Smart Building (edificio inteligente). Sin miedo a equivocarnos, podemos afirmar que tanto los equipos como las tecnologías conectadas están cambiado por completo el modo en el que concebimos el funcionamiento y la eficiencia de los edificios de nuestras ciudades.

Un estudio realizado por Johnson Controls Building Technologies & Solutions sobre la eficiencia en edificios, Where Can Smart Equipment Technology Reduce the Headaches?, ha conseguido mostrar las principales impresiones de propietarios y gestores de edificios a la hora de afrontar el futuro de las instalaciones inteligentes.

Los datos muestran cómo el 70% de los encuestados calificó la capacidad de predecir y diagnosticar problemas y brindar o proponer soluciones como la clave de futuro dentro del sector. En segunda posición los profesionales sitúan la capacidad de los equipos de auto-optimizarse sin necesidad de tener que estar pendiente de su mantenimiento (56%), seguida por su habilidad para ofrecer rendimiento y eficiencia por sí solos (52%). Por último, también valoran la capacidad de los sistemas de integrarse automáticamente con componentes dentro del mismo subsistema, y su habilidad para auto-confirgurarse.

Podemos observar cómo la aversión, por parte de los responsables, que existía a los avances tecnológicos hace apenas una década ha cambiado drásticamente. Los nuevos gestores, inquilinos y propietarios han cambiado esta manera de pensar y actuar, señalando como los grandes retos del sector los siguientes temas:

  •  Reducir los costes operativos y de ciclo de vida del edificio para rebajar el consumo de energía primaria y permitir el uso de fuentes de energía más eficientes.
  •  Mejorar la salud y el bienestar de los ocupantes a través de una atmósfera más confortable que lleve a una mayor productividad.
  •  Maximizar el uso del espacio, sobre todo, en ciudades donde el metro cuadrado de oficinas es realmente escaso y caro.
  •  Reducir los tiempos de fallo o espera que llevan a generar insatisfacción en los ocupantes y reducen la productividad.
  •  Reducir los desperdicios o las emisiones dañinas cumpliendo las regulaciones y mejorando además la percepción pública de la empresa.
  •  Reducir los costes de gestión, simplificando los usos y automatizando la gestión.
  •  Maximizar los ingresos por alquiler, al mejorar la atracción y retención de los inquilinos.
  •  Aumentar la seguridad de los ocupantes y visitantes, al controlar todos los riesgos y responder adecuadamente ante las alarmas.

El control de los edificios desde un dispositivo móvil

Otro de los grandes problemas que han existido en la gestión de los edificios era la dificultad de poder centralizar todas las partes que forman el edificio, aumentando exponencialmente horas innecesarias de trabajo. Actualmente, gracias a la nueva generación de sistemas de automatización de edificios (BAS), los responsables de los edificios tienen cada vez mayor conocimiento y control de lo que sucede a su alrededor. Dada la amplia gama de herramientas de administración con las que cuentan y la creciente cantidad de información disponible, la importancia de poder gestionar los sistemas desde cualquier lugar se ha convertido en una prioridad para los responsables de los edificios. La revolución móvil ha cambiado la forma de administrar los edificios, ahora solo se necesita llevar una tableta o dispositivo móvil para saber si todo funciona correctamente.

De hecho, el 43% de los profesionales encuestados por Johnson Controls en su Panel IT Mobility Survey Findings usa actualmente herramientas móviles para sus sistemas de gestión de sistemas para edificios BAS o BMS. Otro 33% dijo que tales sistemas serían muy importantes en el futuro. Y es que, a pesar de la imparable evolución de los sistemas para edificios, son muchas las instalaciones que aún se ejecutan mediante controles manuales de equipos donde los operadores están obligados a regresar a una oficina central para acceder a los sistemas y datos del edificio.

Muchos propietarios y gestores de edificios están buscando dar un paso más allá en las funciones de sus equipos y quieren conseguir adelantarse a posibles problemas evitando dolores de cabeza innecesarios. Para ayudarles a lograrlo, Johnson Controls ha desarrollado el sistema de automatización de edificios Metasys® para facilitar la integración de los sistemas de climatización, iluminación, seguridad y protección - permitiendo la gestión de todos sus activos a través de una de una plataforma moderna y robusta.

Accede al contenido completo en el siguiente enlace

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa