Facility Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

La eficiencia energética en España, una gestión de la energía basada en la mejora continua

21/07/2015 - Por Leticia Duque
La implantación de un Sistema de Gestión de la Energía (SGEn) permite optimizar el uso y consumo de energía en organizaciones y empresas de todo tipo de sectores y tamaños, según nos explica la Asociación de Empresas de Eficiencia Energética (A3e). “Su creciente popularidad provocó la creación, en 2011, de la norma internacional ISO 50001, que plantea una gestión energética basada en la mejora continua de los modelos de consumos y los procesos de producción”, añaden. Con ésta y otras organizaciones del ámbito de la energía en España hemos contactado para dibujar en estas páginas un mapa de situación.

En materia normativa el sector espera la publicación inminente en la legislación española correspondiente a la transposición de la Directiva 2012/27/UE que hará más generalizada la difusión de la ISO antes mencionada. La Directiva 2012/27/UE relativa a la Eficiencia Energética “exime a las empresas «que apliquen un sistema de gestión energética o ambiental -certificado por un organismo independiente con arreglo a las normas europeas o internacionales correspondientes-» de la obligatoriedad de realizar auditorías energéticas cada cuatro años para toda empresa que no sea pyme”, nos explican desde A3e.

En su afán por empujar el mercado de las ESEs (Empresas de Servicios Energéticos) ANESE -Asociación de Empresas de Servicios Energéticos- ha creado, recientemente, una Clasificación Certificada de Empresas de Servicios Energéticos en España. Se trata de “una credencial que llega al fin para facilitar al usuario la elección de una ESE cualificada, ya que el certificado emitido por ANESE garantiza al cliente que la empresa que lo posee ha superado una auditoría y que cumple los requisitos exigidos por nuestro referencial”, según define la propia asociación; y añaden: “Nuestro deseo último, además, sería que se convirtiera en norma ya que de hecho nació con ese espíritu”. De momento -nos informan- son ya tres las empresas que han superado la auditoría y tiene el sello (una distinción que otorga ANESE). En las próximas semanas se irán conociendo otros casos más que ya se encuentran en proceso. Sobre todo, la pretensión desde la asociación es que esta información sirva para que el cliente cuente con mayor formación sobre la eficiencia energética y sobre las ESEs, siendo el propio usuario el que exija el mejor servicio.

Desde esta institución se defiende, sin duda, la formación: “Estamos convencidos de que lo que finalmente se consigue con un nivel alto de preparación y de profesionalidad es el éxito seguro del proyecto”. Asimismo entienden que, “el tema de la eficiencia energética no ha tenido en España el impulso que ha logrado en otros países de nuestro alrededor debido a la mala praxis de algunas empresas, quizá no con mala fe, pero sí por la falta de preparación y conocimiento en profundidad de la cadena de valor del modelo ESE”. En los tiempos que corren y más en este sector es “primordial para una empresa que quiera ofrecer buenos resultados estar a la última en innovación y seguir todos los avances tecnológicos”, señalan.

Beneficios de una SGEn

“La innovación que representa un SGEn -nos aseguran desde A3e- con respecto a otros modelos de ahorro energético radica en la apuesta por el concepto de «mejora continua», que implica la definición de objetivos de ahorro, líneas de base, indicadores de desempeño y, posteriormente, planes de actuación”. Según la asociación una empresa debe construir su política energética sobre el establecimiento de un ciclo de funcionamiento que abarque todas las áreas de funcionamiento de la organización, “y comprende cuatro fases: planificación, actuación, comprobación y actuación”.

Gracias a las “buenas experiencias” de algunas empresas, A3e ha identificado las ventajas de implantar estos sistemas: identificación y puesta en marcha de oportunidades de ahorro; la sistematización, es una herramienta que permite identificar y poner en marcha medidas de manera sistemática; permite demostrar de manera tangible los propósitos marcados. 

Proyectos en marcha

Los edificios representan el 40% del consumo de energía europeo y un tercio de las emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero). La iniciativa RESSEPE (Servicios y soluciones de rehabilitación para la mejora de la eficiencia energética en edificios públicos) surge para dar respuesta a la necesidad urgente de que Europa se transforme en una economía de bajas emisiones de carbono para cumplir los objetivos de seguridad de clima y energía. Se trata de un proyecto Europeo cofinanciado por el 7º Programa Marco participado por 25 socios de toda Europa, incluyendo los edificios piloto. “Entre los socios españoles podemos citar a Tecnialia, OHL, Incurvo, Centre CIM, Eurecat-ASCAMM, LEITAT, IPC, Grupo Puma, el Hospital de Sabadell (CSPT) y el Hospital de Tarrasa (CST)”, según nos explica Tecnalia. “Una de las medidas más rentables para cumplir los objetivos de reducción de energía, como se específica en el Plan de Recuperación Económica Europeo, es enfocarse en los edificios ya existentes”. 

RESSEPE comprende la investigación y desarrollo de diferentes tecnologías, y el diseño de innovadores elementos de construcción basados en ellas, su fabricación, demostración y evaluación de los mismos en inmuebles públicos que funcionan como pilotos y deben demostrar “la mejora del funcionamiento del edificio en cuanto a eficiencia energética debido a la rehabilitación. Se persiguen reducciones de alrededor del 50% de consumo de energía y del 50% de reducción de GEI, y un retorno de la inversión en 10 años en los edificios rehabilitados”, asegura la misma fuente.

Tecnalia lidera el paquete de trabajo de Desarrollo de Tecnologías para soluciones de rehabilitación en edificios, y además está implicado en el desarrollo tecnológico de mortero superaislante basado en aerogel, fachadas ventiladas con fotovoltaica, ventanas electrocrómicas con alimentación fotovoltaica, almacenamiento estacionario, estrategias de control y modelos predictivos de los sistemas de climatización, según nos comentan.

En España los edificios que serán rehabilitados con estas nuevas soluciones serán dos hospitales, el Hospital de Sabadell (Consorci Sanitari Parc Tauli-CSPT) y el Hospital de Tarrasa (Consorci Sanitari de Tarrasa-CST). Según señalan desde Tecnalia, “la mejora de la eficiencia energética de estos edificios pasa por una reducción del consumo energético en base a la reducción de ciertos consumos y a la mejora del aislamiento del edificio; así como la generación de energía de forma más limpia y competitiva utilizando fuentes de energía renovables”. Estos trabajos de rehabilitación “se llevarán a cabo con el menor perjuicio para los usuarios finales del hospital e interfiriendo lo menos posible en el funcionamiento habitual del edificio”. Según Tecnalia, se prevé que los trabajos comiencen en septiembre de este año 2015.

Otro ejemplo que busca la eficiencia energética es el Plan Renove de Torres de Refrigeración suscrito entre la Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías (AEFYT) y la Comunidad de Madrid, operativo hasta finales de este año. Este plan dota con una serie de incentivos a los propietarios de equipos de refrigeración evaporativa de más de 10 años que deseen renovarlos por otros más modernos y más eficientes. El ahorro energético, que se produce con estos nuevos sistemas, fomenta la amortización rápida de la instalación; desde el punto de vista sanitario, las torres de refrigeración actuales presentan facilidades a la hora de ejecutar los tratamientos preventivos anti-legionela. Manuel Lamúa, secretario general de AEFYT, asegura que, “por su alta eficiencia energética, se trata de una tecnología imprescindible para lograr los objetivos de reducción de emisiones CO2 a la atmósfera y responde a la necesidad de reducir el consumo energético”. 

Además, nos aclara que el deseo de la asociación es extender nuevos planes a otras comunidades autónomas. La tecnología de refrigeración evaporativa se utiliza en casi todas las aplicaciones industriales en las que se necesita frío.

Smart Cities

“El autoconsumo, la eficiencia energética y los avances en el mundo de las telecomunicaciones y de la informática permitirán un pleno desarrollo de las llamadas ciudades inteligentes, construidas para y con los ciudadanos. La generación distribuida en pequeñas instalaciones, cerca del lugar de consumo, es más eficiente, flexible y diversificada, y pone al consumidor en el lugar que reclama y que es ya posible: el de ser el centro de decisión de cómo y qué energía desea consumir”, indica José Donoso, director general de Unión Española Fotovoltaica (UNEF) y presidente de Fotoplat, para la elaboración de este reportaje.

Según Fotoplat los principales puntos para el desarrollo de las Smart Cities en materia energética son: la integración de las energías renovables; la integración arquitectónica (contribuye a la integración de las energías renovables en red y transforma los elementos pasivos de los edificios en elementos activos que producen electricidad y resultan esenciales para lograr el objetivo de edificios de consumo casi nulo); edificios de consumo prácticamente nulo; gestión del almacenamiento de la energía.

En la actualidad la meta, es el horizonte 2020 que, por la estrategia comunitaria, fija unas cifras, unos objetivos, pero el reto no debe quedar ahí la eficiencia energética es una necesidad. 

Impuestos de gases fluorados

Un informe económico elaborado por AEFYT indica que el sector del frío se verá castigado con una fuerte reducción de facturación y con un incremento de insolvencias y cierres de empresas, con el consecuente impacto negativo en el mercado de trabajo, con la entrada en vigor del artículo 5 de la Ley 16/2013 sobre el Impuesto sobre los Gases Fluorados.

El citado informe concluye que acarreará consecuencias como un aumento del mercado negro en, aproximadamente, cinco veces; la entrada en el mercado español de gases fluorados a través de operaciones intracomunitarias que podrían eludir el impuesto; el incremento de los costes administrativos de un 8%; y el crecimiento de los costes financieros en un 15%.

Para paliar los “graves efectos económicos”, AEFYT ha solicitado la derogación inmediata del tributo o, como mínimo, el mantenimiento del 0,33 del tipo impositivo vigente en 2014.

Energías renovables, futuro sin horizonte

Según José María González Moya, director general de la Asociación de Empresas de Energías Renovables-APPA, el pasado ejercicio el sistema eléctrico español cerró con una potencia instalada de 107.954 MW -32.850 MW correspondían a tecnologías renovables-. En 2014 se instalaron en España solamente 43 MW renovables, cifra que refleja claramente la paralización que vive el sector renovable en nuestro país, que en 2012 y en 2013 había instalado 2.300 y 2.882 MW, respectivamente. Sin duda, 2014 ha sido el año más catastrófico que ha tenido que afrontar el sector renovable español desde su nacimiento e implantación. Aún así, y gracias a la potencia instalada en el pasado, las renovables generaron en 2014 electricidad para cubrir el 42,8% de la demanda peninsular, destacando la aportación de la energía eólica, con un 20,3%”.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa