Facility Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

El nuevo rol del Facility Manager

24/07/2018 - Pilar Villegas, directora de Consultoría de Great Place to Work
El nuevo Facilitiy Manager (FM) es un visionario que conoce perfectamente el plan estratégico de la empresa, y entiende y comparte los valores de su organización.

Aporta soluciones a la compañía que den servicio no solo a lo que hace, sino también a la forma en la que lo hace. El rol del facility manager cambia para dar respuesta a los retos que tienen las empresas hoy en día. 

El primer reto: mejorar de forma continua la experiencia del empleado

En este proceso de cambio imparable, obligados a repensar todo lo que hacemos, surgen oportunidades para lograr no solo que cada empleado tenga una buena experiencia en su lugar de trabajo, sino que además esté altamente vinculado a la compañía y trabaje dando lo mejor de sí mismo.

Entender perfectamente cómo es el trabajo de cada una de las áreas de la organización y cuál es el entorno que mejor les da servicio será la clave para que el trabajo del FM sea exitoso. No se trata de aplicar la ‘última tendencia’ en espacios o tecnología colaborativa; sino de ofrecer las herramientas que cada función necesita para desempeñar su trabajo en las mejores condiciones (nada que ver las de un área comercial con una de análisis financiero, por ejemplo).

Pero no solo es necesario que el empleado tenga todo lo que necesita como individuo, sino como parte de un equipo. No perdamos de vista que la experiencia que ofrecemos a los empleados depende, en gran medida, de las relaciones que mantiene con las personas y, sobre todo, con su jefe, sus compañeros y sus clientes; y que estas relaciones podrán ser claramente mejores si el entorno de trabajo facilita la comunicación, la eficiencia, la conciliación y el bienestar físico y mental de las personas. El FM debe entender perfectamente el tipo de colaboración, relaciones y circuitos de trabajo, tanto formales como informales, que se quieren promover en la compañía. 

Segundo reto: los entornos ágiles, la flexibilidad y la innovación

Las empresas demandan cada vez más valor añadido a sus empleados, así como una mayor responsabilidad y agilidad. Gracias a eso, las organizaciones pueden pasar de modelos de trabajo basados en el control a otros asentados en el establecimiento de objetivos y la gestión de confianza.

Se establecen nuevas formas de relacionarse en las empresas basadas en estructuras líquidas que organizan a sus empleados por proyectos y dan resultados en plazos muy cortos. La composición de esos equipos rompe las barreras de las tradicionales áreas de las compañías y la forma de relacionarse es mucho más plana y abierta. El FM necesitará entender estas nuevas dinámicas para poder dar servicio a sus necesidades, que van a ser las que promuevan la innovación y la creatividad en la compañía, ya que los espacios y la tecnología tendrán también en muchos casos carácter móvil, compartido y será asignado temporalmente según el proyecto en el que esté el empleado.

Será importante, por lo tanto, promover la movilidad continua de toda la organización. El teletrabajo es ya una realidad en muchas empresas y el FM debe contemplarla en su diseño de espacios y tecnología. Esto, sumado a la automatización de los espacios y los sistemas de gestión de salas de reuniones, así como a los servicios que podrán ser asistidos en el futuro por robots, son la siguiente asignatura que habrá que estudiar.

Puede acceder al artículo completo en el siguiente enlace.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa