Facility Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

SPATIUM: la certificación en Seguridad y Salud para los espacios y oficinas

24/07/2018 - SMDos
Es costumbre el hecho de entender la Seguridad y la Salud como una materia global que, sin embargo, en la práctica se acota en parcelas concretas y en acciones limitadas.

Como ejemplo, en el sector de la construcción se distinguen la fase de proyecto, la de ejecución y la de explotación o concesión. Las dos primeras conforman el campo tradicional de los arquitectos: arquitectura técnica, ingeniería, ingeniería técnica. Así, observamos cómo es usual que el redactor del proyecto pueda redactar también el ESS pero que, en la mayoría de los casos, no formará parte como CSS en la fase de ejecución. Si esta situación ya propicia la aparición de intervenciones profesionales (no necesariamente negativas) es más subrayable la total omisión que se produce al centrar todo el esfuerzo prevencionista tan sólo en relación con los accidentes durante el proceso constructivo. En ningún momento, salvo por exigencias contempladas en los ESS en previsión de condiciones de seguridad en fases de mantenimiento, se ha considerado la seguridad y salud hacia el usuario del bien construido.

Algunos alegarán que la propia Administración, a través del Colegio Técnico o de licencias de primera ocupación, ya ejerce el control de unos mínimos en esta materia, nada más lejos de la realidad.

Los profesionales con visión a ‘largo’ somos capaces de detectar importantes lagunas en referencia a las garantías, e incluso cumplimentar normativas en materia de Seguridad y Salud que sería necesario abordar desde las fases de proyecto y su materialización en fase de ejecución, orientadas más allá de las fases propias de la arquitectura.

Así, resulta increíble el ‘olvido’ y dejadez del sector en proporcionar mejoras sobre estas condiciones que eviten accidentes y cuiden la salud de los usuarios. Sin embargo, nos embarcamos en corrientes certificadoras complementarias sobre aspectos sociales del tipo: sostenibilidad, eficiencia energética, etc.

Son varias las familias de riesgo a considerar y centenares de ítems los que se pueden analizar pensando en la fase más larga de la edificación, su uso.

El nuevo sello de certificación SPATIUM, desarrollado íntegramente por SMDos, especialistas en asesoramiento en PRL, tanto en fase de construcción (ESS, CSS) como en fase de explotación, (Planes de Autoprotección, CAE) ha conseguido un reto largamente esperado y novedoso a la vez: certificar y garantizar el nivel de seguridad y salud de un edificio, instalación, etc., en relación con los usuarios que lo habitan y/lo utilizan.

Con más de 200 ítems sobre 12 familias de riesgos, proporciona una sistemática  única y aventajada a nivel europeo, que permite valorar, tanto si se alcanzan los niveles mínimos exigibles legalmente en esta materia, como el grado de excelencia que son capaces de proporcionar al usuario.

Igualmente, la certificación proporciona la garantía de una certificación ENAC, como es IMQ Ibérica, quien, valida el trabajo de campo, la legislación aplicable y las evidencias contrastadas por los especialistas de SMDos.

Para completar el alto grado de control requerido, SMDos cuenta con la colaboración de un nutrido grupo de empresas colaboradoras especialistas en las diferentes familias de riesgo. Así, son más de diez compañías las que proporcionan respaldo técnico sobre la normativa vigente en cada familia, con atención especial a la disparidad legislativa según la localización del inmueble, como a la escalabilidad de las puntuaciones, teniendo presente en cada especialidad los avances técnicos y las mejoras prácticas que se desarrollan en cada ‘escenario’.

Los campos de actuación son, prácticamente, la utilidad de los edificios independientemente de su uso: oficinas, colegios, clínicas, hoteles, CC, naves… En definitiva, todos los espacios a los que se accede para cualquier uso y disfrute (trabajos, ocio…). La credibilidad de la certificación SPATIUM está generando confianza al usuario y también mejorar al titular del inmueble, quien ve ‘recompensado’ su esfuerzo con limitada inversión en:

  • Aumento de tasas de ocupación.
  • Aumento de renta.
  • Aumento de valor del inmueble.
  • Disminución de pérdidas por incidentes sobre inmueble.
  • Disminución de prima de seguro de explotación, etc.

En un mundo donde las sociedades avanzadas precisan de las máximas garantías, no dudamos de que el sello SPATIUM ha venido para quedarse, contando ya con una rápida acogida entre usuarios y profesionales.

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa