Facility Edición impresa Ver sumarios Suscribete
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ARTÍCULO TÉCNICO

La movilidad que hará más inteligente a las ciudades

26/11/2018 - Leticia Duque
La movilidad urbana es una actividad fundamental en el desarrollo de una ciudad sostenible, entendido este concepto como una urbe que busca facilitar el desplazamiento y acceso de sus ciudadanos a sus lugares de trabajo, centros médicos, domicilios, zonas de ocio, etc.; al mismo tiempo que este servicio es responsable con el entorno y el medio ambiente.

La movilidad urbana sostenible e inteligente se convierte en uno de los ejes en los que trabajan las administraciones de las ciudades, municipios y territorios que quieren convertirse en ciudades inteligentes, ya que ésta es una de las áreas prioritarias de actuación (como la gobernanza, seguridad, energía, ciudadanos y entorno), que dotan a las ciudades de las características necesarias para cumplir con los parámetros que definen a una Smart City (Ciudad Inteligente).

Por otro lado, la Comisión Europea ha establecido dos objetivos respecto a la movilidad urbana: eliminar gradualmente los coches con combustible diesel de las ciudades desde la actualidad hasta 2050; y realizar una transición hacia una movilidad urbana de emisiones cero en las grandes ciudades hasta 2030.

No en vano, como nos explica Antonio Rodríguez, coordinador de Comunicación de la Asociación de Transportes Urbanos y Metropolitanos– Atuc Movilidad Sostenible, “la movilidad es uno de los factores más importantes en la vida de una ciudad,ya que nos permite el acceso a nuestros puestos de trabajo, centros médicos y de servicios o lugares de ocio. Por eso, una ciudad debe garantizar esa movilidad, porque la gente necesita llegar a esos sitios”.

“Es claramente prioritario”, comenta Elena de la Peña, subdirectora general técnica de la Asociación Española de la Carretera (AEC). “Se trata de uno de los mayores retos de las grandes urbes en el momento actual. Siempre lo ha sido, pero, si cabe, de una manera más clara en los últimos años”.

Desde la AEC se prevé que en “tan solo dos décadas, algo más del 60 por ciento de la población mundial vivirá en auténticas metrópolis, pero las condiciones en que se habite en ellas dependerá de la resolución de los problemas de sostenibilidad asociados a la superpoblación,tanto en el aspecto económico como en el ambiental”. En este escenario,entra en juego la movilidad eficiente que, según la Asociación Española de la Carretera, “debe permitir reducir atascos, contaminación y tiempos perdidos frente al volante. Solo así será posible disminuir los gastos que estos problemas ocasionan,incluidos los costes sanitarios(por accidente o por enfermedades asociadas a la polución)”.

Entre las estrategias puestas en marcha para alcanzar los objetivos, se encuentra la idea de fomentar la ‘multimodalidad’,que es además lo que ha dado forma al lema que ha tenido este año la Semana Europea de la Movilidad(del 16 al 22 de septiembre): Combina y muévete. Se trata de promoverla idea de escoger distintos modos de transporte para el traslado entre distintas zonas urbanas. Desde la Comisión Europea definen la ‘multimodalidad’ como: “Uso de distintos modos de transporte en el mismo viaje”, y se refieren a mercancías y pasajeros.

En la actualidad, en las zonas urbanas,el ciudadano tiene a su disposición una gran cantidad de opciones tanto motorizadas como sin motor (coche o bicicleta, por ejemplo), públicas y privadas, tradicionales o modernas(autobuses, tranvías, metro, trenes o coches compartidos, plataformas de reserva de medios de transporte), que posibilitan y facilitan este nuevo planteamiento. Para atuc esta es la forma de abordar la nueva movilidad urbana y sostenible: “La forma de hacerlo es apostar firmemente por un sistema multimodal en el que el transporte colectivo funcione como elemento integrador que garantice la accesibilidad universal,trabajando de forma coordinada con otros modos complementarios como los coches o motos compartidas o la bicicleta. Las ciudades con mayor calidad de vida son las que dedican sus espacios públicos a las personas y no a la mera circulación de vehículos. Actualmente más del 80% del espacio público se dedica a este cometido. Si queremos una ciudad con más parques y espacios peatonales, unos barrios con menos ruido y menos contaminación, y por lo tanto más saludables, es imprescindible reducir el número de coches y apostar firmemente por los medios de transporte colectivo y los compartidos”.

Pinche aquí para acceder al artículo completo

Volver

Servicio de ALERTAS

Con nuestro servicio GRATUITO de ALERTAS, tú decides la información que te interesa