Madrid se ha convertido en una tierra de oportunidades para el sector inmobiliario y de la vivienda

Con estas palabras, Almeida, Alcalde de Madrid, asegura que la Comunidad de Madrid es el mejor destino para invertir en el ámbito de la vivienda en Europa

skyline de edificios de la ciudad de Madrid

El sello se dirige tanto a la nueva construcción como a proyectos de rehabilitación y de obras públicas.

ASPRIMA

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA) inauguró el Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) con la exposición del proyecto Trinity. Este proyecto busca destacar ante los inversores las razones por las cuales la Comunidad de Madrid se posiciona como uno de los destinos más atractivos de Europa para la inversión en la producción del sector inmobiliario.

La inauguración oficial de la XXV edición de SIMA corrió a cargo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado por el delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y del delegado de Políticas de Vivienda y presidente de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid (EMVS Madrid), Álvaro González. Durante su discurso inaugural, afirmó: «Madrid se ha convertido en un lugar de oportunidades para el sector inmobiliario y de vivienda». Además, declaró que la necesidad de la colaboración entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid para establecer condiciones normativas, legislativas, de seguridad jurídica y fiscales favorables para dar respuesta a la que considera es “la mayor prioridad que tenemos” y se tiene que hacer a través de “la generación de vivienda asequible”.

Carolina Roca, presidenta de ASPRIMA, resaltó que el proyecto Trinity representa una evolución importante para el sector inmobiliario, acostumbrado a operar mayormente con capital nacional. Se trata de una propuesta innovadora que desafía al sector a adoptar nuevas estrategias de venta y ofrece una experiencia integral para los inversores, detallando minuciosamente todo el proceso de promoción residencial. Asimismo, la presidenta destacó la capacidad productiva y de financiación de la Comunidad de Madrid, junto con su extensa reserva de suelo en desarrollo.

Ricardo Martí-Fluxá, presidente de la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI), enfatizó la importancia de la colaboración público-privada, respaldada por el apoyo de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, para abordar el problema de la vivienda. «Tenemos todas las herramientas necesarias para poner en marcha este proyecto, incluida la seguridad jurídica”.

En representación de la Administración Pública, ASPRIMA y ACI recibieron el respaldo institucional de la Comunidad de Madrid, representada por José María García Gómez, viceconsejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras, y Rafael García González, Viceconsejero de Medio Ambiente, Agricultura y Ordenación del Territorio de la CAM. Del sector financiero, contaron con la presencia de Daniel González Esteban, Real Estate Business Director Territorial Madrid del Banco Santander, y Pablo Olalquiaga, vicedecano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Jorge Ginés, director general de ASPRIMA, y Analía Rodríguez Cebral, directora de comunicación y relaciones institucionales de ACI, realizaron un análisis sobre la evolución de la demanda en la Comunidad de Madrid. Durante las últimas dos décadas, esta región ha experimentado un aumento significativo en su población, con un crecimiento del 20,19%.

El crecimiento demográfico y los cambios en la estructura familiar, como la reducción de hijos, el aumento de familias monoparentales y la frecuencia de separaciones y divorcios, según el INE, implicarán que la Comunidad de Madrid necesite construir alrededor de 573.738 nuevas viviendas en los próximos 14 años. Esto elevaría el total de viviendas a 3.210.726 para diciembre de 2037, con una tasa de construcción de más de 40.000 viviendas anuales. Para satisfacer esta demanda, se necesitarían poner en el mercado 75.000 viviendas, además de las 100.000 unidades de demanda embalsada. En resumen, serían necesarias 175.000 viviendas, en comparación con la producción actual de 15.000/17.000 residencias.