Scandit lanza una aplicación de salud digital para gestionar pruebas de coronavirus

Para facilitar las pruebas de COVID-19, Scandit ha desarrollado una aplicación móvil con la intención de utilizarla como herramienta de captura de datos de pacientes.

Salud digital.
Scandit

La salud digital se ha convertido en un activo muy importante en la agenda de los centros sanitarios. Con la intención de facilitar y agilizar las pruebas de pacientes, la compañía Scandit ha lanzado al mercado una aplicación gratuita de captura de datos de pacientes para iOS y Android. Esta empresa, especializada en visión artificial móvil y realidad aumentada, ha empleado tecnología de escaneo de código de barras y visión artificial.

La aplicación es fácil de usar: mediante un dispositivo familiar como el smartphone, los profesionales de la salud escanean la identificación de una persona, escanean el código de barras en la muestra de prueba para que coincida con la persona y luego imprimen o exportan los datos capturados. Este enfoque sin contacto evita la necesidad de manejar la documentación de identificación o capturar datos manualmente, y elimina los errores de entrada de datos. Gracias a este sistema, se pueden implementar soluciones para escanear identificaciones de pacientes, muestras, medicamentos y suministros, otorgando importantes beneficios de eficiencia y ahorro de costes en todos los sistemas de atención médica de forma casi inmediata.

Esta app combina el reconocimiento de texto y el escaneo de códigos de barras para escanear tarjetas de identificación de pacientes y pasaportes con zonas legibles por máquina (MRZ) y licencias de conducir que utilizan el código de barras en el reverso de la licencia.

“Necesitamos soluciones inteligentes para una estrategia inteligente de salida del COVID-19. Para facilitar pruebas generalizadas, el smartphone se puede utilizar como una poderosa herramienta de captura de datos automatizando y acelerando el proceso en un simple flujo de trabajo sin contacto”, comenta Samuel Mueller, CEO de Scandit. “Además, en los hospitales y salas que no atienden a pacientes con COVID-19, los proyectos de salud digital deberían acelerarse para actualizar los sistemas actuales”.

El familiar smartphone se puede implementar para automatizar los flujos de trabajo manuales, cumplir con las regulaciones y liberar a los médicos para que pasen más tiempo atendiendo a los pacientes. Los trabajadores de la salud simplemente tienen que escanear las identificaciones de los pacientes, las muestras, los medicamentos y los suministros para reducir los errores humanos y acelerar los flujos de trabajo.