Foto autor mujer
Liliana Velázquez EADIC EADIC

Los cambios de BIM en el sector AECO y su influencia en la sostenibilidad social

BIM, árboles, sostenibilidad

La sostenibilidad social es un concepto cada vez más relevante en el sector de la arquitectura, ingeniería y construcción (AECO, por sus siglas en inglés). A medida que el mundo avanza hacia un enfoque más integral de la sostenibilidad, es importante considerar tanto los aspectos ambientales como los sociales en el diseño y la construcción de proyectos. En este sentido, la implementación de la metodología Building Information Modeling (BIM) se ha convertido en una herramienta fundamental para impulsar cambios significativos hacia la sostenibilidad social en el sector AECO.

¿Qué es la sostenibilidad social?

La sostenibilidad social se refiere a la capacidad de una sociedad para cubrir las demandas presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las necesidades venideras.

En tal sentido, en el contexto de la AECO, esto implica diseñar y construir edificios y proyectos de infraestructura que sean inclusivos, seguros, saludables y que mejoren la calidad de vida de las personas que los utilizan. Entre ellos, soluciones habitacionales, vialidad, espacios recreativos, educativos y centros asistenciales, considerando en cada estructura el impacto que puede generar en el medio ambiente y la forma de minimizarlo.

La relevancia en el sector AECO

El sector AECO tiene un impacto significativo en la sociedad en general. Los edificios y las infraestructuras que se construyen tienen un efecto duradero en el entorno y en las personas que lo ocupan. Por lo tanto, es fundamental considerar el impacto social de los proyectos y buscar soluciones que promuevan una mayor equidad, accesibilidad y bienestar para todos.

En la actualidad, este aspecto se considera como prioritario, algo que tal vez no ocurría años atrás. Y, si bien es cierto que la protección del medio ambiente y la eficiencia energética han pasado a ocupar un lugar prioritario en los diseños de construcción, el aspecto social se ha hecho con un sitial de honor, pues la decisión de hacer uso de los espacios la toman las personas que habitarán cada lugar.

¿Qué es BIM?

BIM es una metodología que utiliza modelos digitales tridimensionales para colaborar en el diseño, la construcción y la operación de proyectos. Esta permite a los profesionales de la AECO crear modelos virtuales altamente detallados que contienen información precisa sobre la geometría, los materiales, los costos, el rendimiento energético y otros aspectos relacionados con el proyecto.

Además, el trabajo se lleva a cabo de forma colaborativa, sobre un mismo espacio virtual donde cada especialista hace su aporte a la propuesta, viendo los avances en tiempo real. Asimismo, permite modelar en 3D, lo que facilita a los usuarios entender y prospectar la obra final.

BIM como promotor de la sostenibilidad social

Desde distintas aristas, BIM acerca la construcción a la sostenibilidad social. Aquí detallamos algunos aspectos:

Diseño y planificación más eficientes. BIM facilita la colaboración y el intercambio de información entre los diferentes actores involucrados en un proyecto, lo que permite una mejor comunicación y toma de decisiones más informadas. Esto conduce a un diseño y planificación más eficientes, lo que a su vez reduce el desperdicio de recursos y minimiza el impacto ambiental.

Mejor accesibilidad y seguridad. Los modelos BIM contienen información detallada sobre la accesibilidad y la seguridad de los edificios. Esto permite a los diseñadores identificar y abordar posibles barreras arquitectónicas, lo que resulta en entornos más inclusivos y seguros para todas las personas, incluidas aquellas con discapacidades o necesidades especiales.

Optimización energética. Los modelos BIM también facilitan la simulación del rendimiento energético de un edificio, lo que ayuda a identificar áreas de mejora y a implementar estrategias para reducir el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto contribuye a la mitigación del cambio climático y a la creación de entornos más sostenibles.

Mantenimiento y gestión eficientes. BIM proporciona herramientas para el mantenimiento y gestión eficientes de los edificios a lo largo de su ciclo de vida. Los datos contenidos en los modelos BIM pueden utilizarse para programar tareas de mantenimiento, gestionar inventarios de materiales y optimizar los procesos de gestión de instalaciones. Esto ayuda a reducir los costos operativos y prolongar la vida útil de los edificios.

La implementación de BIM ha permitido un enfoque más holístico y participativo en la creación de entornos sostenibles y socialmente responsables

Casos de éxito

En todo el mundo, hay numerosos ejemplos de proyectos que han utilizado BIM para mejorar la sostenibilidad social. Desde la planificación de ciudades inteligentes hasta la construcción de edificios de alta eficiencia energética y la rehabilitación de barrios desfavorecidos, la implementación de BIM ha permitido un enfoque más holístico y participativo en la creación de entornos sostenibles y socialmente responsables.

En España se ha iniciado un movimiento que busca desarrollar ciudades inteligentes, como en Madrid Nuevo Norte, Valdecarros (Madrid) o Málaga Ciudad Inteligente.

Conclusión

La sostenibilidad social es un aspecto integral de la sostenibilidad en el sector AECO. La implementación de la metodología BIM ha demostrado ser una herramienta poderosa para impulsar cambios significativos hacia la sostenibilidad social. A través de la colaboración, la eficiencia en el diseño, la mejora de la accesibilidad y seguridad, la optimización energética y la gestión eficiente, BIM está promoviendo entornos más inclusivos, seguros y sostenibles para las generaciones presentes y futuras.

A medida que la conciencia sobre la importancia de la sostenibilidad social sigue creciendo, es fundamental que los profesionales de la AECO continúen adoptando y aprovechando las ventajas de BIM en sus proyectos. Además, es crucial fomentar la colaboración y el intercambio de conocimientos entre los actores del sector para impulsar aún más la implementación de prácticas sostenibles y socialmente responsables.

En última instancia, la sostenibilidad social y el uso de BIM no solo mejoran la calidad de los proyectos de construcción, sino que también contribuyen al bienestar de las comunidades y al desarrollo de sociedades más equitativas y resilientes. La combinación de la sostenibilidad social y BIM es un paso importante hacia un futuro más sostenible y centrado en las personas en el sector AECO.