El sector de la gran distribución se mueve hacia la eficiencia energética a través de iniciativas tecnológicas

La gran distribución.
enerTIC

La Plataforma enerTIC retoma sus desayunos Smart Energy enmarcados dentro de su Programa Sectorial, con un encuentro centrado en la gran distribución, un heterogéneo sector que trabaja para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), alineando tecnología y negocio.

El evento, que se ha desarrollado de forma virtual, ha reunido a los responsables de innovación y tecnología de importantes empresas de distribución junto con proveedores de IT expertos en la industria 4.0.

Ahorramás, Coca-Cola (CCEP Iberia), Covirán, Decathlon, Estrella Galicia, Grupo Damm, Heineken e Importaco han participado en este coloquio que ha tenido como patrocinadores a los asociados de enerTIC: Cofrico, GMV, Nutanix, Rittal, Signify y Software AG. Como moderador ha actuado César Franco, decano del COIIM (Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid).

Con motivo del estado de alarma por el COVID-19, el sector de la gran distribución ha tenido que adaptarse a nuevas formas de consumo, incluido el crecimiento del comercio online. Todo ello ha obligado a una rápida adaptación de sus sistemas IT. Partiendo de este hecho, el encuentro se ha centrado en el papel que ocupa la eficiencia energética en el sector, cuáles son las tecnologías más utilizadas para ahorrar energía, cómo afrontan las organizaciones los retos que se les plantean y cuáles son las oportunidades que abre la digitalización a sus negocios.

El sector de la gran distribución es un mercado muy heterogéneo, algo que se percibe en los distintos proyectos de innovación. Sin embargo, hay múltiples puntos de conexión, como la necesidad de digitalización para reducir la huella de carbono, la adecuada gestión y explotación del dato para controlar el consumo energético y, en definitiva, lograr el cumplimiento de los ODS. El objetivo es implantar tecnología que permita a estas compañías ser más resilientes, eficientes, competitivas y sostenibles.

Para conseguirlo, llevan años trabajando en iniciativas tecnológicas para un mejor uso de la energía, principalmente, a través de cambios en la luminaria, implantación de equipos de climatización y refrigeración más eficientes, robotización, automatización de procesos o uso de sistemas de monitorización. Junto a estos avances, aparecen también tecnologías como Blockchain para asegurar la trazabilidad; manufactura conectada a través de IoT; analítica del dato con Big Data; mantenimiento en remoto utilizando realidad virtual; análisis predictivo mediante IA; comparación de entornos virtuales y reales con Digital Twins; uso de Cloud Híbrida para una mayor eficiencia de la infraestructura IT; o Edge DataCenter que reduce latencia en el procesamiento de datos.

Nuevos retos

Entre los principales retos que tienen que afrontar, los responsables de innovación y tecnología de las empresas de gran distribución destacan:

Gestionar prioridades. No siempre es fácil saber por dónde empezar a acometer los proyectos ante la cantidad de aspectos que implica la sostenibilidad (transporte, luminaria, gestión de residuos, climatización, etc.)

Mejorar la analítica predictiva gracias a una mejor gestión y explotación del dato.

  • Tratar los datos de forma eficiente, inteligente y en tiempo real. Esto permitirá tomar decisiones inmediatas y hacer más eficiente la operación.
  • Evitar silos de información sin integrar en el sistema, que impiden extraer la calidad y la inteligencia del dato.
  • Gestionar de forma remota los activos. Establecer conexiones entre los distintos elementos de las plantas de producción y los sistemas de gestión de la compañía, a los que sumar los datos de consumos (eléctricos, gas y agua) con el fin de hacer predicciones a futuro.
  • Hacer el IT invisible para los usuarios y que solo tengan que consumir los servicios, sin preocuparse por la gestión de la infraestructura, mediante el desarrollo de entornos de Cloud Híbrida y Multicloud a la vez que reducen consumos.
  • Alinear procesos para adaptarlos al negocio.
  • Integrar los sistemas IT con los OT.

Para superar estos retos, se apuesta principalmente por la búsqueda de alianzas, la transversalidad de las actuaciones, el trabajo conjunto y colaborativo, además de con los stakeholders, también con start ups y proveedores IT. Hay especial interés por la innovación abierta, aunque todavía es incipiente.

A esto se suma la necesidad de utilizar tecnologías que aporten flexibilidad y se integren con el resto de sistemas de la organización, y la búsqueda del equilibrio entre las necesidades de las compañías y la rentabilidad de los proyectos tecnológicos. Para conseguirlo, una de las fórmulas es comenzar con proyectos pilotos que ayuden a conocer el impacto de las actuaciones y a visibilizar la innnovación. Por ello, es imprescindible medir. Así se sabrá si el proyecto es escalable a otras áreas o centros de la empresa.

Otros temas que se trataron durante el coloquio se centraron en el autoconsumo mediante el uso de paneles fotovoltaicos, implementaciones tecnológicas para la optimización de la ocupación en vehículos, rutas y carga en transporte de mercancías, así como sistemas de temperatura que permiten segmentación de carga y la adecuación del encendido de los equipos de frío.